Videoconferencia de David Martín: ‘Motivación en crisis’

Equipo nacional

Equipo nacional

‘Motivación en crisis’. Conferencia de David Martín: «Es un momento que nunca habíamos vivido y hay que saber adaptarse».

 

Interesantísima videoconferencia la que ha ofrecido el seleccionador nacional de waterpolo David Martín de la mano de nuestro ‘partner’ Globalia.

‘Motivación en crisis’, una ponencia sobre el contexto actual tanto social como deportivo que estamos viviendo y su afectación en la gestión de grupos como es el combinado español masculino que Martín lidera.

Nos ha trasladado cómo se está administrando la incertidumbre, las noticias que van llegando, suspensión de campeonatos, confinamiento. Una tesitura sin duda trasladable a muchos sectores y aspectos de la vida.

«Momento complicado. Los deportistas estamos viviendo algo inédito.

Nosotros somos muy de planificar y esto nos ‘rompe’ los esquemas, pero hay que intentar salir hacia adelante.

Cogí a la selección en 2017 y nuestro primer campeonato fue una novena posición en el Mundial.

Luego hemos enlazado tres medallas seguidas y hemos creado un grupo muy unido, muy homógeneo, una mezcla de veteranos y de jóvenes.

Eso es clave sobre cómo tratar a las personas, cada individuo tiene su idiosincrasia, su situación personal», ha arrancado David.

 

Un confinamiento de sopetón.

«Por ejemplo nuestro portero Dani López-Pinedo tiene 40 años y está compartiendo vestuarios con chicos de 18.

No podemos tratarles igual obviamente. Estamos muy compactos y estoy orgulloso de eso», añade.

«Nosotros dependemos mucho del tiempo, planificamos mucho.

Preparaciones de 5-6 semanas y a partir de ahí lo estructuras todo. Ahora nos hemos encontrado con que nos dicen que no podemos entrenar, que todo el mundo a su casa.

El jugador pasa por varias fases. Nosotros tuvimos un partido de Liga Mundial en Serbia el 10 de marzo y el 12 regresábamos.

Estaba el rumor. Luego a finales de mes teníamos un viaje de 10 días a Estados Unidos muy chulo para entrenar, pero se cayó todo».

 

Las fases por las que pasa el deportista.

«La primera fase es la de incredulidad.

Desde el staff tenemos que intentar que se convierta en aceptación de la situación.

Intentamos que se lo tomaran con calma, que priorizaran la salud.

Luego viene la incertidumbre sobre los Juegos; nosotros ya teníamos asegurada la presencia, por lo que no era tan complicada como con otros deportistas.

Entonces hay que adaptarse a pesar de la dificultad de entrenar sin el agua, nuestro medio, nuestra rutina.

Nos confirman que se aplazan los Juegos y es un poco un alivio porque sin poder entrenar había temor.

Luego entramos en el tema de la relajación.

Al no haber competiciones en el horizonte el deportista puede caer en eso.

Ahora estamos en el tramo de una posible vuelta a los entrenamientos.

Esto genera ilusión, pero hay que ser realistas».

«No es fácil mantener la motivación cuando no hay competiciones en el horizonte.

Hay que hacerles ver la luz al final del túnel a pesar de que ese objetivo no sea tangible.

Hicimos un vídeo personalizado de cada jugador de los últimos campeonatos que habíamos hecho, momentos de alegría. Con eso provocamos que se tuviera en el interior el ansia, las ganas», comenta David.

 

Situación inédita, motivaciones diferentes.

«Como equipo hemos vivido momentos muy duros, derrotas complicadas, entrenamientos brutales.

Esto es excepcional. El deportista es persona y el control sobre él es complicado.

Ahora mismo el entorno más importante del deportista es su familia.

Nos preocupamos por su salud, cómo están los suyos, es lo principal.

Hay que motivarle con objetivos porque el tema económico está claro que irá a la baja.

Muchos de nuestros jugadores tienen que mantener a una familia. Eso es una preocupación y una angustia vitales ahora».

«Empatía. Como líder de un equipo si no te pones en la piel de tus jugadores es muy difícil que entiendas lo que les puede preocupar o motivar.

Tenemos la suerte que en nuestro staff hemos sido jugadores y nos podemos poner en la piel de ellos.Si cada individuo crece, el grupo crecerá seguro».

 

Un punto de locura.

«Pienso que el punto de locura es clave para que el jugador crea que puede conseguir cosas que nunca ha conseguido.

Si generas eso, cualquier nueva incorporación o alguien que venga de fuera va a querer quedarse.

Es muy importante la comunicación y transferencia de los objetivos».

Ha tocado muchísimos temas el seleccionador nacional. Pronto os dejaremos el vídeo de la conferencia con los compañeros de Globalia.

 

Fuente: Real Federación Española de Natación.

top
_________________________________________________

Ads

Colabora con hlSport

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: