Las incongruencias de la desescalada en el deporte

Terraza bar

Terraza bar

Las incongruencias de la desescalada en el deporte: Las terrazas se encuentran a reventar y los clubes siguen sin poder coger el ritmo de los entrenamientos.

 

Son muchos los clubes, deportistas y familiares, que habéis puesto el grito en el cielo a ver las injusticias que «el legislador» está haciendo con el deporte federado.

Desde la Fase 1, hace dos semanas en la Fase 2, y ahora en la Fase 3, los clubes seguís sin poder realizar unos entrenamientos dignos.

Actualmente, se permite:

  • Entrenamiento individualizado de carácter físico y técnico.
  • Entrenamientos tácticos de la modalidad específica hasta un máximo de veinte personas.
  • Mantener la distancia de seguridad mínima de 2 metros
  • Sin contacto físico.
  • Estableciendo turnos
  • Respetando el 50% de aforo máximo permitido
  • Con acceso al personal técnico necesario
  • Se pueden usar vestuarios
  • Están permitidas la reuniones técnicas con las medidas de seguridad establecidas

 

Y ni que decir de las medidas de seguridad a adoptar en los gimnasios e instalaciones de entrenamiento.

Sin embargo de camino a ese entrenamiento, vemos ya repletas las terrazas de los bares, con gente mucho más próxima que los deportistas en un entrenamiento, y sin mascarilla.

Preguntado al respecto a Julio María, comentarista de la Federació de Boxeig Comunitat Valenciana:

«Por una parte a los gimnasios de boxeo se les permite funcionar con muchas restricciones y por otra parte las terrazas de los bares están llenas de clientes sin mascarillas y sin guardar la distancia de seguridad.

Por una parte a los gimnasios de boxeo se les permite funcionar con muchas restricciones y por otra parte los paseos marítimos, playas, grandes vías, y otros lugares están llenos de ciudadanos sin respetar la distancia de seguridad y muchos de ellos sin mascarillas.

Pronto vendrá el fútbol y parece ser que a casi nadie le importa que los futbolistas se agarren, se empujen, y choquen entre ellos, y sin embargo no sabemos cuándo se podrán disputar combates de boxeo.

Se publican tantas normativas en el Boletín Oficial del Estado (y a veces contradictorias) que se podrá dar el caso que en un municipio, las autoridades municipales, permitan a un gimnasio de boxeo funcionar de una determinada manera, y en el municipio de al lado las autoridades municipales permitan a un gimnasio de boxeo funcionar de otra determinada manera.

Por una parte hay mucha gente que solo quiere salir a la calle y viajar a donde quieran, y por otra parte hay personal sanitario que están acobardados pensando que pueda venir un rebrote de coronavirus.

Y para terminar, parece ser que si un gimnasio está dentro de un hotel, entonces no hay apenas restricciones.

No entiendo nada».

 

Consultada la opinión de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, Xema Mancha, director de comunicación, comenta que:

«No nos planteamos si es justo o no. Nosotros no sabemos de sanidad. Si está legislado, debemos acatarlo.

La gran diferencia con el fútbol de primera y segunda división es el condicionante económico».

 

Por parte de los clubes federados, se ha preguntado a Manola Belda, propietaria de uno de los clubes de Gimnasia Rítmica más prestigiosos de la Comunidad Valenciana (Mabel),  quien ha indicado:

«Nosotras aquí tenemos mucho espacio y muchas salas, pero este año no vamos a hacer el campus presencial, ya que hay que velar por la seguridad de nuestras deportistas.

Mientras no se permita el entrenamiento normal, nosotras trabajaremos sólamente de manera individual con algunas ginmastas».

 

Desde mi punto de vista, el fallo radica en no diferenciar entre el deporte como práctica en la calle y el deporte federado.

Por supuesto que no se debe practicar deporte en parques y zonas abiertas por deportistas no federados.

Pero pienso que el deporte realizado en un club, bajo la supervisión de sus responsables, y cumpliendo las medidas de seguridad de las instalaciones, puede ir un poco más allá que el simple entrenamiento individual.

O al menos que exista la posibilidad, como se hace con los comercios de permitir ese entrenamiento grupal siempre que se cumplan unos requisitos sanitarios. Y que sea cada club quien decida si quiere entrenar o no.

De esta manera se ha perjudicado ya no a los deportistas federados, sino a los clubes y a las federaciones, ya que en estas fechas, y despues de 3 meses, los clubes estarían empezando la pretemporada, los campus, etc.

Porque, ¿cuándo podremos ver plantillas de balonmano, rugby, hockey… realizando entrenamientos completos? ¿Y a los conjuntos de gimnasia realizar montajes de aparatos?

Si el empresario del bar puede tomar las medidas necesarias para abrir una terraza, ¿por qué no puede hacer lo mismo el club deportivo? ¿Acaso el club no es el más interesado en la seguridad de sus deportistas?

Porque en cada entrenamiento siempre participan los mismos integrantes de la plantilla, mientras que en el bar, raro es que coincidan las mismas personas alrededor de una mesa.

Esperemos que en breve se publique otro Real Decreto donde se permitan los entrenamientos en grupo, con contacto y se recupere la ansiada normalidad. Eso sí, cumpliendo los protocolos de seguridad.

 

 

 

top
_________________________________________________

Ads

Colabora con hlSport

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: