Michelle Alonso

Michelle Alonso

Michelle Alonso y Gerard Descarrega consiguen sendos oros, mientras que Sara Martínez logra la plata y Eva Moral el bronce.

 

El equipo español suma cuatro metales más en la quinta jornada de competición: los oros de la nadadora Michelle Alonso (con récord del mundo incluido) y del atleta Gerard Descarrega y su guía Guillermo Rojo, la plata de la atleta Sara Martínez y el bronce de la triatleta Eva Moral.

España continúa undécima en el medallero de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 acumula ya 18 medallas (6 oros, 9 platas y 3 bronces) en una clasificación que sigue encabezada por China:

  • China (43 oros, 29 platas y 29 bronces)
  • Gran Bretaña (23 oros, 18 platas y 18 bronces)
  • Estados Unidos (15 oros, 15 platas y 9 bronces)
  • Rusia (15 oros, 9 platas y 27 bronces)
  • Ucrania (10 oros, 22 platas y 11 bronces)
  • Brasil (10 oros, 5 platas y 15 bronces)
  • Azerbaiyán (9 oros y 3 bronces)
  • Australia (8 oros, 15 platas y 13 bronces)
  • Italia (8 oros, 9 platas y 9 bronces)
  • Países Bajos (7 oros, 7 platas y 5 bronces)

 

Michelle Alonso brilla con su tercer oro paralímpico en 100 metros braza desde Londres 2012.

Michelle Alonso
Michelle Alonso

La primera medalla de oro de la jornada llegó del Centro Acuático de Tokio, donde Michelle Alonso brilló hasta encaramarse al primer peldaño del podio y batir el récord del mundo de los 100 metros braza, y revalidar así los títulos conquistados en esa misma prueba en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y de Río 2016.

La ‘sirenita’ tinerfeña, de 27 años y con discapacidad intelectual, dominó con mucha superioridad las series clasificatorias en la sesión matinal al realizar un tiempo de 1’13″35 y quedarse a sólo 74 centésimas de su propia plusmarca mundial.

La abanderada del equipo paralímpico español en la ceremonia de inauguración junto al ciclista Ricardo Ten corroboró en la final que no tiene rivales en su prueba favorita.

Alonso se puso en cabeza de la prueba con un cuerpo de ventaja sobre sus principales rivales al concluir el primer largo y mantuvo la primera posición en el segundo medio hectómetro hasta terminar con un tiempo de 1’12″02, con lo que pulverizó su propio récord del mundo. Segunda fue la británica Louise Fiddes (1’15″93) y tercera, la brasileña Beatriz Borges (1’17″61).

Visiblemente feliz y con una gran sonrisa, Alonso dijo a los periodistas que no se esperaba conseguir la medalla de oro porque no sabía cómo estaban sus rivales. “Esto es un sueño y parece que estoy en la cama y me tengo que despertar”. “Hacer récord del mundo ha sido una pasada y esta medalla es especial por el significado que tiene Japón para mi y el esfuerzo que he tenido que hacer para llegar en la mejor forma posible”.

Además de los oros paralímpicos en los 100 braza de Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020, Michelle Alonso cuenta en su haber con otras 12 medallas logradas en campeonatos de Europa o del mundo.

 

Descarrega revalida el oro en los 400 metros, la cuarta medalla española en atletismo.

Gerard Descarrega
Gerard Descarrega

El Estadio Olímpico de Tokio, donde la madrileña Sara Martínez se colgó la medalla de plata en el salto de longitud durante la jornada matutina, volvió a presenciar otro éxito del equipo paralímpico español con Descarrega y Rojo, que se añaden a los oros logrados este sábado por Kim López en lanzamiento de peso y Yassine Ouhdadi en los 5.000 metros, en ambos casos deportistas con discapacidad visual.

El atleta con discapacidad visual Gerard Descarrega y su guía, Guillermo Rojo, consiguieron este domingo la medalla de oro de los 400 metros libre de la categoría T11 (ciegos)en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, con lo que sumaron el cuarto metal de España en atletismo.

Descarrega revalidó el título de campeón paralímpico de esa distancia que obtuviera en Río 2016, cuando entonces competía junto al guía Marcos Blanquiño, así que el atleta tarraconense volvió a confirmar que es el mejor deportista ciego del mundo en dar la vuelta a una pista de atletismo.

La pareja española afrontó la recta de llegada con una pequeña ventaja sobre el namibio Ananias Shikongo -que corrió con el guía Sem Shimanda– y tiró de su mayor punta de velocidad para distanciarse de todos sus rivales hasta realizar un tiempo de 50″42, lo que supone la mejor marca personal de la temporada.

Shikongo y Shimanda lograron la medalla de plata (51″14), en tanto que la de bronce fue para el francés Gauthier Makunda y su guía Lucas Mathonat (51″74).

En declaraciones a los periodistas Descarrega reconoció que “es felicidad pura lo que tenemos ahora mismo, es un sueño, una pasada. Hemos hecho una carrera perfecta donde ha salido todo muy bien. Los últimos cinco meses han sido para mi agónicos y que salga bien a la hora de la verdad ha sido una auténtica recompensa”.

Por su parte Guillermo Rojo señaló que detrás de esta victoria “hay muchísimo trabajo, una pandemia, una operación de Gerard, un cambio de ciudad, cambios de entrenadores. Hemos confiado en nosotros y nos ha salido bien”.

Gerard Descarrega hizo su debut paralímpico en los Juegos de Londres 2012, con sólo 18 años, donde obtuvo un cuarto puesto en los 400 metros de la clase T12 (para atletas con discapacidad visual). Sin embargo, su retinosis pigmentaria fue degenerando y poco después comenzó a competir en la T11, la clase reservada a los atletas ciegos totales, acompañado de un guía.

En la cita de Río 2016 consiguió proclamarse campeón paralímpico y en 2017 y 2018 completó la triple corona con sus oros en el Mundial de Londres y el Europeo de Berlín

 

Sara Martínez vuela hasta la plata en salto de longitud.

Sara Martínez
Sara Martínez

También en el Estadio Olímpico, la atleta Sara Martínez se proclamó este domingo subcampeona paralímpica de salto de longitud para deportistas con discapacidad visual de la categoría T12, en lo que supone su primera medalla en unos Juegos Paralímpicos tras cinco participaciones.

La madrileña, de 31 años, realizó un concurso muy regular e hizo un único nulo en su último salto. Su marca de 5,38 metros le valió la medalla de plata, tan sólo superada por la ucraniana Oksana Zubkovska, campeona paralímpica en Río 2016 y plusmarquista mundial, y que realizó un mejor salto de 5,54 metros. La medalla de bronce fue para la argelina Lynda Hamri, con 5,33 metros.

Martínez estuvo guiada en el concurso por su técnico, Pedro Maroto, y recibió el apoyo en la grada de muchos de sus compañeros del equipo paralímpico español de atletismo, como el flamante campeón paralímpico de lanzamiento de peso, Kim López, la mediofondista Izaskun Osés o el también saltador Iván Cano.

Tras recibir la medalla la madrileña declaró a los periodistas que la competición se le había hecho eterna. “He ido más relajada de lo que pensaba. Ayer tuve un poco de trabajo con Manuela, la psicóloga que nos ha acompañado, porque estaba bastante nerviosa. Pero no he tenido sensación de agobio en ningún momento”, añadió.

“Ahora mismo estoy muy contenta ya que con esta medalla me desquito de Río y Londres. En Brasil la perdí yo porque competí mal pero en Londres me la robaron entre comillas con la tabla de puntos que decidieron aplicar”, concluyó.

Con sólo 14 años, consiguió el diploma paralímpico en Atenas 2004, donde fue séptima en la prueba de salto de longitud. En Londres 2012, terminó entre las cinco mejores de la misma prueba. Y en Río 2016, se quedó a solo un paso del podio en las competiciones de salto de longitud y 4×100 relevos, ya que acabó en el cuarto puesto en ambas finales.

 

Eva Moral se alza con el bronce en triatlón.

Eva Moral
Eva Moral

El triatlón se despidió este domingo de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 con un balance exitoso para el equipo español, que volverá a casa con cuatro medallas y tres diplomas tras consolidarse como una de las delegaciones más potentes en la capital japonesa.

Solamente Estados Unidos conquistó más metales (cinco, concretamente tres oros y dos platas), además de hacerse con seis diplomas paralímpicos. Gran Bretaña e Italia consiguieron tres medallas, Francia y Japón se colgaron dos, y Alemania, Australia, Austria, Canadá y Países Bajos se hicieron con una.

El triatlón se disputó este fin de semana en el Parque Marino de Odaiba, una pequeña isla en la bahía tokiota situada al sur del centro metropolitano, entre las ciudades de Koto y Shinagawa.

Las pruebas, que se disputaron en condiciones meteorológicas de ambiente caluroso y alta humedad, constaron de 750 metros de natación en la bahía, 20 kilómetros de ciclismo (cuatro vueltas a un circuito plano y técnico de cinco kilómetros) y 5 kilómetros de carrera a pie (cuatro vueltas a un circuito de 1,25 kilómetros) para acabar sobre alfombra azul delante de las tribunas de la playa de Odaiba.

La jornada de este domingo trajo una medalla de bronce para Eva Moral en la categoría PTWC (deportistas con discapacidad física), uno de los mayores éxitos de su carrera deportiva.

La triatleta madrileña salió del agua en la tercera posición y a 2’04» de la líder de la prueba, la australiana Lauren Parker.

Moral descendió a la cuarta plaza en el segmento ciclista, pero volvió a ascender a la tercera en el de atletismo y llegó a la meta a 8’34» de la campeona, la estadounidense Kendall Gretsch, que adelantó a Parker en la línea de llegada.

Nada más cruzar la meta y antes de fundirse en un abrazo con su marido y auxiliar, Moral dijo a la cámara de televisión que en ese momento enfocaba a la triatleta española: «Os quiero papás».

«En la última vuelta parecía que no sabía darle a la silla. Me habían dado referencias de que por detrás venían lejos y me he dicho: ‘Ten cabeza. No arriesgues en las curvas’. Además, era un circuito técnico para la silla y estoy muy muy feliz», comentó Moral tras acabar la prueba.

Moral indicó que las condiciones meteorológicas fueron «muy complicadas». «Yo, que soy de Madrid, no estoy acostumbrada a la humedad y sudar desde el principio es complicado con nuestra lesión, al no termorregular bien el cuerpo. Pero somos fuertes y guerreras», apostilló.

Eva Moral tiene una lesión medular por un accidente de bicicleta ocurrido durante una marcha cicloturista en 2013. En Tokio ha cumplido su sueño de debutar en unos Juegos Paralímpicos después de cosechar numerosos logros deportivos en campeonatos de España, Europeos, Series Mundiales, Copas del Mundo y Mundiales.

 

Otros Españoles finalistas.

En natación, el Centro Acuático de Tokio, Miguel Ángel Martínez Tajuelo obtuvo un diploma paralímpico al concluir octavo en los 50 metros espalda (clase S3), con un tiempo de 54″57).

Otros cuatro nadadores españoles se quedaron fuera de las finales: José Antonio Marí y Óscar Salguero en los 50 libre (S9), donde hicieron 26″42 y 28″11, respectivamente; María Delgado en los 50 libre (S13), con 28″96, y Luis Huerta en los 100 braza (SB4), con 1’54″72.

En atletismo, en salto de longitud (clase T12, deportistas con discapacidad visual), participó la española Sara Fernández, que obtuvo un diploma paralímpico al finalizar séptima con un mejor salto de 4,85 metros.

En triatlón, Jairo Ruiz, que consiguió en Río 2016 la primera medalla paralímpica de la historia para el triatlón español, logró un diploma paralímpico al terminar octavo en la categoría PTS5 (deportistas con discapacidad física) tras invertir 1:02’48», a 4’38» del alemán Martin Schulz, que se colgó la medalla de oro. La de plata fue para el británico George Peasgood y la de bronce, para el canadiense Stefan Daniel.

En halterofilia, Montse Alcoba firmó el séptimo puesto en la categoría de menos de 79 kilos en su debut paralímpico con un levantamiento válido de 107 kilos.

 

Otros Españoles participantes.

Este domingo comenzó el fútbol-5 para ciegos en los Juegos Paralímpicos. España derrotó a Tailandia en el Parque Deportivo Urbano de Aomi gracias a un gol de doble penalti anotado por Antonio Martín Gaitán a 44 segundos para el final.

En baloncesto en silla de ruedas, las dos selecciones españolas finalizaron la fase de grupos antes de afrontar los play offs la próxima semana porque ambas se han clasificado para los cuartos de final.

El equipo femenino de baloncesto en silla de ruedas perdió contra Países Bajos por 24-63 en un encuentro dominado por las neerlandesas, actuales campeonas del mundo y de Europa. Siete jugadoras españolas consiguieron anotar, con cinco puntos de Vicky Pérez y cuatro de Beatriz Zudaire, Lourdes Ortega, Isabel López y Vicky Alonso.

Y la selección masculina concluyó invicta la fase de grupos tras vencer a Japón por 79-61. Asier García (27 puntos, 12 rebotes y 17 asistencias), Alejandro Zarzuela (13 puntos y 10 rebotes) y Jordi Ruiz (10 puntos) lideraron al equipo español.

En cuanto al tenis en silla de ruedas, dos españoles se clasificaron para la tercera ronda individual: Martín de la Puente (11º cabeza de serie), al derrotar al polaco Piotr Jaroszewski por 6-1 y 6-1, y Daniel Caverzaschi (13º), que venció al sudafricano Evans Maripa por 6-2 y 6-4. Posteriormente, ambos entraron en cuartos de final de dobles masculinos al ganar a los estadounidenses Casey Ratzlaff y Conner Stroud por 6-1 y 6-2.

Por otro lado, varios deportes con presencia española concluyeron este domingo su participación en Tokio 2020. En remo, Javier Reja obtuvo una meritoria cuarta posición en la embarcación individual masculina de la clase PR1 al invertir 10’06″73 y quedarse a menos de tres segundos de la medalla de bronce. Y el equipo mixto PR3Mix4+, formado por la timonel Estíbaliz Armendáriz y los remeros Josefa Benítez, Enrique Floriano, Jorge Pineda y Verónica Rodríguez, acabó undécimo en su resultado definitivo de los Juegos tras emplear 8’12″51 en la final B.

Y en tiro con arco, Carmen Rubio se quedó en dieciseisavos de final de arco compuesto individual al perder contra la iraní Farzaneh Asgari por 134-140.

Otros cuatro nadadores españoles se quedaron fuera de las finales: José Antonio Marí y Óscar Salguero en los 50 libre (S9), donde hicieron 26″42 y 28″11, respectivamente; María Delgado en los 50 libre (S13), con 28″96, y Luis Huerta en los 100 braza (SB4), con 1’54″72.

Además, Susana Rodríguez (que este sábado se proclamó campeona paralímpica de triatlón) y su guía Celso Comesaña se clasificaron para la final de los 1.500 metros de la clase T11 (atletas ciegas) con un tiempo de 4’51″38, que es el nuevo récord de España.

 

Fuente: Comité Paralímpico Español.

top
_________________________________________________

Ads

Colabora con hlSport

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: